Call: 1-888-875-2078

Seguros de Alquiler

Dic 08, 2020 (0) comment

Foto por @crystalmariesing  en  Twenty20.com

 

Muchos inquilinos no se detienen a pensar en lo que puede suceder si hay un incendio, alguien irrumpe y roba su nuevo televisor o computador o un visitante se resbala y se cae en su propiedad. La triste verdad es que usted responsable.

Su arrendador tiene un seguro que cubre el edificio, pero esa cobertura no incluye su propiedad personal o responsabilidad por lesiones que ocurran en el espacio que usted alquila, ya sea un apartamento o una casa y un patio.

Si un incendio destruye o daña su casa, el seguro de su arrendador cubrirá la estructura. No cubrirá los daños o pérdida de sus pertenencias. Tampoco cubrirá el costo de la vivienda temporal para usted y su familia.

Puede pensar que no posee suficientes bienes personales para que el costo del seguro valga la pena. ¡Probablemente esté equivocado! Si se sienta y suma el costo de todo lo que posee, es posible que se lleve una gran sorpresa. Considere lo que ha invertido en cosas como:

• Mobiliario y accesorios.
• Electrónica, como TV, refrigrerador o computadora.
• Pequeños electrodomésticos como microondas, hornos tostadores, etc.
• Ropa.
• Obras de arte como pinturas o grabados.
• Platos, cubiertos y utensilios de cocina.
• Equipo deportivo.
• Libros.
• Joyas.

¿Podría permitirse el lujo de reemplazar todas estas cosas?

Peor aún, ¿qué haría usted si un amigo se lesiona en su propiedad y decide demandarlo por los costos médicos y más? Es un pensamiento aterrador, ¿no?

¿Está empezando a ver por qué el seguro de alquiler puede ser una inversión muy acertada?

El costo del seguro de alquiler se basa en varios factores:

• El monto en dólares de su cobertura.

• Deducibles.

• Si elige que se le reembolse el valor en efectivo real o los costos de reemplazo.

• Dónde se encuentra su propiedad de alquiler y la cantidad de reclamos anteriores realizados no solo por usted, sino por otras personas que viven en la misma área.

Expliquemos la diferencia entre el valor real en efectivo (ACV) y los costos de reemplazo. ACV es el valor de su propiedad en el momento en que ocurre una pérdida. Por ejemplo, si su televisor tiene cinco años, se valora en mucho menos que si fuera nuevo. La menor cantidad es la que se le reembolsa.

Sin embargo, si opta por el costo de reemplazo, se le paga lo que cueste comprar un televisor nuevo con características similares. Asegurar el costo de reemplazo aumenta el monto de su prima, por lo que es una buena idea obtener cotizaciones para las pólizas de costo de reemplazo y ACV. Luego, puede decidir qué opción se adapta a sus necesidades y presupuesto.

Otra cosa a tener en cuenta es que las joyas, las colecciones valiosas y las armas, generalmente están cubiertas por una póliza o “cláusula adicional” separada. Si posee este tipo de artículos, asegúrese de informar a su agente de seguros. Después de un desastre, no querrá saber que no están cubiertos o que no lo están por su valor real.

Una forma de reducir el costo de su seguro de alquiler es consultar con la compañía que asegura su automóvil, ya que se puede conseguir descuentos por asegurar varias cosas simultáneamente.

El seguro de alquiler puede valer la pena la inversión, por la tranquilidad que le ofrece.

Comment (0)

Subscribe and keep updated with Ayuda Hispana!